January 23, 2019

Noticias del pueblo, para el pueblo

Mientras mentían- Columna EU Burjassot

CARTELHUERTOS

Esquerra Unida de Burjassot

No es tiempo para política en mayúsculas, como repiten los que nos han llevado al desastre. De hecho, no hay palabras ni en mayúsculas ni en minúsculas para explicar a una mujer mayor de 50 años que ya no va a volver a trabajar porque no es “rentable” para el sistema. Tampoco para hacer ver a los jóvenes que han de marcharse fuera de España si quieren tener un empleo. Y mucho menos para decir a tus propios hijos que no hay nada en la nevera y que el banco se va a quedar con su casa.

No. No es tiempo para palabras. Es el momento para los hechos. La gente del pueblo está –estamos- cansados de discursos vacíos. Los defensores del régimen levantaron, con los medios de comunicación que controlan, un muro desde el que silenciarnos y lanzar sus proclamas falsas a bombo y platillo. Pero mientras ellos mentían, en Esquerra Unida respondimos como mejor sabemos: trabajando.

Mientras ellos hablaban de reducir gasto político, Esquerra Unida de Burjassot hacía una propuesta al PP. Nosotros, pese a estar al frente de tres concejalías, renunciamos a un liberado a cambio de que los populares, que no gestionan ninguna, hicieran lo mismo para aliviar las arcas municipales. El PP aceptó en 2012. Y ahora, dos años después, pide al Ayuntamiento que libere a una de sus concejalas con el 100% del sueldo. Pero claro, todos somos “iguales”.

Mientras ellos se erigían como defensores de los animales, Esquerra Unida prohibía en Burjassot los espectáculos en los que se maltratan a los animales. Mientras ensalzaban la importancia de la agricultura, Esquerra Unida frenaba el avance del ladrillo, protegía la huerta de Burjassot y creaba los huertos sociales (medalla que, por cierto, se cuelgan todas las fuerzas).

Mientras se hacían la foto con entidades bancarias, Esquerra Unida conseguía que Burjassot fuera el primer pueblo de España en pedir la expropiación de los pisos de la banca para rescatar a las personas, prohibía la intervención de la policía local en los desahucios y aprobaba un proyecto para crear un parque público de viviendas en alquiler social.

Mientras alababan las bondades del ejercicio físico, Esquerra Unida hacía que las escuelas deportivas fueran asequibles para todas las vecinas y vecinos de Burjassot (52€/año), multiplicando las actividades, los usuarios y mejorando la calidad de las instalaciones.

Mientras defendían el derecho a trabajar (casualmente sólo los días de huelga), los cargos de Esquerra Unida daban ejemplo renunciando a su salario y poniéndose en la primera fila de los piquetes informativos.

Mientras querían privatizar los servicios públicos, Esquerra Unida recuperaba la gestión de las piscinas de Burjassot para hacerlas sostenibles, salvar los puestos de empleo y mejorar el servicio con un gimnasio.

Piedra a piedra, con paciencia, trabajando en equipo como pequeñas hormigas (obreras) hemos triplicado militantes y resultados. De hecho, en las últimas elecciones nos convertimos en la primera fuerza de la izquierda alternativa de Burjassot. Pero ya no nos conformamos con resistir. Ni tú ni nosotros soportamos tanto dolor. No debemos aguantar más mentiras. Contamos contigo para salir a ganar. El muro se está desmoronando.

 

  
Leave A Comment

You must be logged in to post a comment.